Quiero ser sacerdote

Hola amigos, soy Nando, tengo 17 años y estoy cursando 2º de Bachillerato. Soy de Ibiza y éste es mi sexto año en el Seminario Menor de Valencia. Os voy a contar cómo empezó todo.

Un día viniendo de clase en el autobús, una compañera muy apreciada por mí me preguntó si quería apuntarme al movimiento parroquial de los Juniors. Yo acepté porque los sábados en casa no solía hacer gran cosa.

El primer día que fui me acogieron muy bien y me sentí muy a gusto, y comencé a ir más a menudo.
Después de llevar ya unos cuantos meses, un compañero le preguntó a otro si quería hacer de monaguillo, y yo que estaba delante le dije que sí. Contesté una pregunta que no iba dirigida a mí y no sabía que le estaba dando el primer sí al Señor. Esa misma tarde, hice por primera vez de monaguillo. Comencé a ir a misa los fines de semana y a acolitar junto con ese chico y mi párroco Pedro Miguel.

Después de estar dos años ayudando al sacerdote en el altar e ir integrándome en la parroquia, el chico que me dijo de hacerme monaguillo entró al Seminario, y cuando venía en vacaciones, me contaba todas las cosas que hacían aquí y como se sentía él. Yo siempre pensaba que me gustaría sentir lo mismo. Me atraía mucho la figura de mi párroco y entonces, en las fiestas patronales de Ibiza en el lavatorio de manos al obispo, le dije: “D. Vicente, quiero ser sacerdote”. Y ese mismo septiembre de 2009 entré al Seminario junto con 15 chicos más. Este año es mi sexto y último año en el Menor antes de pasar al Seminario Mayor, si Dios quiere.

Por último, me gustaría animar a todos los chicos y chicas que tienen alguna inquietud a que hablen con alguien porque nunca se sabe si Dios les está llamando al sacerdocio o a la vida consagrada.